Logo
paula pp
febrero 6, 2017

Columna de la Directora Paula Forttes en El Mostrador: “Cuidando a nuestros niños en la emergencia”

Para leer la columna, pinche acá:

http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/02/05/cuidando-a-nuestros-ninos-en-la-emergencia/

Cuidando a nuestros niños en la emergencia

por  5 febrero 2017

Cuidando a nuestros niños en la emergencia
Según los especialistas, el impacto para un niño que vivió un incendio y perdió su casa, puede ser tres veces mayor que para un adulto si el proceso no se trata adecuadamente. Ese adulto que experimentó la misma tragedia debe rearmarse, movilizarse y cumplir una serie de obligaciones que muchas veces, le impiden ocuparse de sus hijos. Los niños entran en una especie de invisibilidad que podemos evitar.

Pesadillas, inapetencia, irritabilidad, llanto, apego excesivo, son algunas de las reacciones que pueden expresar los niños que están sufriendo las consecuencias de los incendios que han afectado al centro y sur del país las últimas semanas. Y aunque no son graves, estas manifestaciones a futuro pueden provocar angustia y traumas.

La destrucción del fuego y su amenaza contínua ha enfocado las prioridades del gobierno de la Presidenta, Michelle Bachelet, a superar la emergencia, resguardar las vidas de los ciudadanos afectados y comenzar la reconstrucción. Pero también se ha preocupado de los niños, los damnificados más sensibles, que requieren toda nuestra atención.

Según los especialistas, el impacto para un niño que vivió un incendio y perdió su casa, puede ser tres veces mayor que para un adulto si el proceso no se trata adecuadamente. Ese adulto que experimentó la misma tragedia debe rearmarse, movilizarse y cumplir una serie de obligaciones que muchas veces, le impiden ocuparse de sus hijos. Los niños entran en una especie de invisibilidad que podemos evitar. Es indispensable darles atención, hablarles, mirarlos y cuidarlos más allá de sus necesidades básicas.

Por eso, desde Fundación Integra hemos puesto nuestros “Jardines sobre Ruedas” a disposición de las comunidades afectadas por los incendios de las regiones del Maule y Biobío. Esta modalidad de jardines, consiste en un camión que transporta materiales de juego y profesionales -sicólogos y educadoras de párvulos- para acercar el desarrollo educativo a lugares donde resulta difícil de llegar. En esta emergencia, y siguiendo el mandato presidencial de adaptar las instituciones a las necesidades de este contexto, ocho de estos móviles han recorrido zonas como Cerro Alto, Las Corrientes, Santa Olga, Coelemu, Portezuelo, Ranguelmo, entre otras.

Los Jardines sobre Ruedas, que ya han atendido a más de 400 niños y 100 adultos, se han unido a la red de trabajo institucional que el gobierno ha desplegado en terreno para hacerse cargo de la contención sicológica de niños y familias afectados por la tragedia que afecta a nuestro país. El llamado es que las personas se acerquen a estos módulos y a las instancias que entregan apoyo, ahí podrán encontrar espacios para que los niños jueguen, que es la forma como ellos expresan lo que están sintiendo. Si no pueden acercarse físicamente, el Fonoinfancia (800 200 818), atendido por un equipo de psicólogos está disponible para entregar orientación de manera gratuita.

Hemos puesto nuestros “Jardines sobre Ruedas” a disposición de las comunidades afectadas por los incendios de las regiones del Maule y Biobío. Esta modalidad de jardines, consiste en un camión que transporta materiales de juego y profesionales -sicólogos y educadoras de párvulos- para acercar el desarrollo educativo a lugares donde resulta difícil de llegar

La intervención temprana resulta clave para cuidar y proteger a nuestros niños y niñas. Es ahora el momento de escucharlos para prevenir mayores consecuencias sicológicas que puedan afectar su desarrollo, de contarles que es normal sentir pena, impotencia y dolor, pero que hay esperanza para volver a empezar.